EL CLIMA
CD. VICTORIA
El tiempo - Tutiempo.net
NVO. LAREDO
El tiempo - Tutiempo.net
REYNOSA
El tiempo - Tutiempo.net
MATAMOROS
El tiempo - Tutiempo.net
TAMPICO
El tiempo - Tutiempo.net
Caranty quiere cambiar la venta de autos usados; ofrece experiencia de agencia
NACIONAL | | 2022-01-12 | Agencias
Caranty apuesta por un modelo en el que es intermediario entre particulares para la venta de autos usados; ofrece un showroom y un reporte del vehículo.
El mercado de ventas de autos usados en México alcanza los 60,000 millones de dólares, sin embargo, buena parte se realiza entre particulares con el riesgo de fraudes, por lo que la startup mexicana Caranty busca captar una parte de este negocio mediante su marketplace que permite una negociación directa en un entorno seguro.

De acuerdo con el CEO de la empresa, Miguel Ángel Bulnes, en su primera ronda de inversión levantaron 1.6 millones de dólares, sin embargo, aseguró que, a diferencia de otros jugadores, no son tan intensivos en el uso de capital, porque no compran las unidades, sino que fungen como intermediarios.

“Caranty nace de la idea de que comprar un auto sea tan fácil y seguro como es comprar una playera en internet; gracias al desarrollo de nuestra plataforma, convertimos lo peligroso que es hoy comprar y vender un auto con desconocidos en un proceso 100% seguro, cómodo”, aseguró en conferencia.

Y es que, indicó, en otros sitios donde se publican autos, las personas se quedan con todo el riegos de la operación, desde encontrarse con un desconocido hasta hacer los pagos; ante eso, Caranty mezcla una parte del negocio tradicional y la experiencia de comprar en una agencia.

Expuso que alrededor de 8 millones de vehículos usados en México cambian de dueño, con 80% de estas operaciones realizadas entre particulares, por un valor aproximado de 60,000 millones de dólares; sin embargo, se presenta un panorama de incertidumbre donde el 40% de las transacciones terminan en fraude.

Por ello, la empresa cuenta con 5 showrooms donde sus usuarios hacen este proceso, ahí son atendidos por personal de la empresa para ver la unidad; además, garantiza la legalidad del auto y da un informe de su estado mecánico para después dar la libertad a las personas de negociar y comprar.

De hecho, cuenta con una red de talleres aliados, como Midas, Bosh Service, Speedee, Meineke y Grease Monkey, para la revisión de los vehículos y ofrece en showrooms una entrega segura.

“En México, el coche es un patrimonio. Por ello, con nosotros, además de estar libre de riesgos, no pierdes dinero por aceptar que compren tu auto hasta un 40% por debajo de su valor y los compradores también evitan adquirir coches con sobrecostos de hasta un 20%, como ocurre con otras alternativas”, mencionó Miguel Ángel Bulnes, cofundador y CEO de Caranty.

Caranty actualmente opera en la Ciudad de México, cuenta con un plan de expansión a nivel nacional con el objetivo de ampliar su presencia en entidades clave del país en los próximos meses; así como una nueva ronda de inversión.

Además, dentro de su consejo de administración están nombres como Alfredo Segura, ex CEO de Cornershop; Rodrigo Arevalo, ex CEO de Uber, y Noah Couttolenc, ex CEO de Quálitas.